miércoles, junio 02, 2004

Y olé!

En la tarde decidí torear un poco el tráfico. Sin embargo, no fue muy sencillo hacerlo sin el trajecito de luces y la espada de rigor. Después de todo, yo tengo vaquillas pintadas de amarillo muy mal educadas.

2 Comments:

Blogger José Augusto said...

Torear el tráfico.... lo extraño es que tu enfoque es el de un pequeño saltimbanqui tratando de enfrentar el mundo... Yo me dediqué a ello no como un soñador, sino como un borracho -admirador del Juli-, víctima de los 18 años y los oles de los amigos de turno, arriesgando el pellejo frente a varios coches a toda velocidad por la avenida Benavides... un poco de valor, mucho de estupidez, y en el fondo, sin plena conciencia no hay verdadero temor...
Bueno, así que lo que tú imaginas por pasión razonada("en la tarde decidí"), si cabe el término, yo lo he vivido por estupidez...

4:28 p. m.  
Blogger Juan Manuel said...

Bueno, como bien has anotado, esa podría ser la diferencia entre un sueño y un simple acto estúpido. Vaya uno a saber las motivaciones que puede tener cada cuál (alcohol o la lógica de la pasión o la pasión de la lógica).
Por cierto, yo le voy más a Manolete.

12:56 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home