viernes, julio 01, 2005

The Sound of Settling

Recogiendo los pedazos que, inadvertidamente, deje caer en el piso de mi escritorio, he descubierto que no soy el único que deshoja su teclado. Y eso ha hecho que empiece a comprender a mi trabajo.

Title courtesy by: Death Cab for Cutie – Transatlanticism (Barsuk, 2003)

10 Comments:

Anonymous nells said...

asi es el trabajo pues!

12:11 p. m.  
Blogger Juan Manuel said...

Que terrible, no?

12:28 p. m.  
Blogger Daniel Flores Bueno said...

La vida te da sorpresas y algunas veces agradables. No me imaginaba que fueras un viejo blogger. Un abrazo. Daniel

12:57 p. m.  
Blogger Juan Manuel said...

Daniel:

Por si acaso, no soy el que escribe en Etiqueta Negra. Soy un homónimo inmerso en el mundo del Derecho.

3:27 p. m.  
Blogger Juan Manuel said...

En todo caso, gracias por los saludos.

Un abrazo

3:50 p. m.  
Blogger Grinder said...

Avatares de andar husmeando aveces la parte baja de las letras :)

1:01 p. m.  
Blogger Beba Newmann said...

¿Deshojando teclados? Prefiero las margaritas.

2:20 p. m.  
Blogger Juan Manuel said...

Avatares y visicitudes de esa búsqueda.

En cuanto a las margaritas, suelo dejarlas fuera de la entrada al trabajo. No vaya a ser que acusen a uno de terrorista.

11:36 a. m.  
Blogger ultraist transmogrifier said...

Claro, lo mismo sucede con los cocteles molotov.

La mejor manera de deshojar una margarita es quitando los granitos de sal de sus bordes uno a uno y metiendolos rapidamente a la boca. Eso nos libra del peligro de que el mar se vuelva dulce.

2:20 a. m.  
Blogger Juan Manuel said...

Las margaritas son un excelente condimento en invierno, sobre todo para aligerarnos un poco el ambiente.

2:24 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home